Reservas


En lugar de aceptar reservas de forma tradicional, guardamos tu mesa con un reloj que pondremos en marcha justo cuando nos digas que vienes hacia el Tic·Tac. Así evitamos que hayan mesas vacías durante mucho tiempo, a la vez que te garantizamos que puedas disponer de mesa. ¡Siempre que llegues dentro del límite que nos has marcado!

30 aniversario, desde 1987 contigo